Preparar una mudanza: errores que hay que evitar

Preparar una mudanza: errores que hay que evitar

Preparar bien una mudanza es esencial para dejar un buena impresión en el piso que dejas, y dejar la habitación o piso del cual te vas, en condiciones para el nuevo ocupante. Aquí una lista de errores que debes evitar si quieres hacer una mudanza en buenas condiciones.


1. No descuides el papeleo

Preparar una mudanza, no es solo rellenar cartones. Primero, debes seguir algunos pasos:

• Cancela tu contrato (Con un 1 de anticipación por los alquileres vacíos y 3 meses para alquileres amueblados)

• Notifica a todos los servicios y a las organizaciones a las cuales estés suscrito de tu cambio de dirección: seguros, banco, fondos de seguros, la asignación familiar, ISP, internet, etc.


2. No empaques tus cosas a toda prisa

¿Eres de administración eficiente y rápida? Esto es bueno pero en este caso es mejor, preparar e hacer las cosas con calma. Empieza a organizar la mudanza con anticipación un tiempo considerable de anticipación. Ordenar y selecciona los elementos por categoría y has un inventario de todo lo que has empacado para la mudanza, anota todo en un papel, para que tengas un recuento al final y no olvides nada. Esto será una valiosa ayuda al momento de tu mudanza.

Además, recuerde de proteger los objetos frágiles y de no sobrecargar las cajas. Debes tener en cuenta que tus cosas harán un viaje al nuevo alojamiento.

Otro consejo de mudanza para un movimiento acertado: recuerda que debes dejar limpio el lugar que estas dejando, recuerda revisar los muebles, y si encuentras algún imperfecto, repáralo.


3. No pases por alto lo importante que es la logística

También como consejo, te recomendamos prevenir con anticipación el transporte el cual usaras para trasladarte de un piso al otro. En general, un coche no es suficiente, sobre todo para desplazar grandes muebles o el equipamiento electrodoméstico. Puedes alquilar una camioneta o llamar a una agencia de mudanza. En todo caso, debes estimar el volumen total de las cosas que llevaras de un piso al otro, con la finalidad de que no te lleves una mala sorpresa al momento de pagar la mudanza.

Por otro lado, si cuentas con un amigo de la familia el cual te podría ayudar, prevenlo con anticipación, para que sea disponible el día de tu mudanza.


4. No olvides de preparar el piso antes de tu partida

Tienes la obligación, como inquilino, de dejar el apartamento en buenas condiciones. Sin agujeros, perforaciones o muebles dañados, si algo no se encuentre en buenas condiciones, ten la cortesía de repararlo. Del mismo modo, eres responsable del mantenimiento rutinario de la vivienda y del pago de las reparaciones: cambio de cerraduras, puertas rotas, etc.

Si no haces las reparaciones, el costo de estas lo podrías ver en el descuento de la fianza que has dejado cuando entraste al piso. Seguramente te costaran más caras que hacerlas por ti mismo. Un consejo ¡hazlo!.


5. No programes mudarte un día feriado o Domingo

Imagínate si al último momento olvidaste algo, entonces necesitas acudir a algún servicio, o necesitas comprar más cajas o papel para empacar, pero has tenido la mala idea de mudarte un día feriado o un domingo, entonces todo se arruina por la mala elección del día.

Debes tener en cuenta de no elegir el día de tu mudanza un día feriado o un día festivo, ya que si tienes alguna eventualidad, esta no tendrá solución.


Para la búsqueda de tu nuevo piso te recomendamos leer: Búsqueda de alojamiento: Evitar engaños y estafas





Autor del artículo: Roomlala

Artículos similares
 

Para continuar con tu navegación, aceptas el uso de cookies que permitirán ofrecerte un mejor servicio. Leer nuestra política de uso de cookies.